Portada de la nueva edición de Mis mensajes en botellas de champaña (Belmondo editores)

Una chica con un tercer ojo, un abarrotero que es censurado por sus vecinos — ¿o es él quien censura?— , mensajes de correo electrónico dirigidos a un amor que ya no existe —¿o sí? —, una cárcel que nos apresa más allá de sus muros, un profesor de matemáticas que busca controlar todas las ecuaciones posibles, un predicador callejero que de pronto aparece desnudo en una transitada avenida, un intento de suicidio que se pierde en un dédalo; estos son los personajes de Mis mensajes en botellas de champaña

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s