El hábito de la paciencia

La PACIENCIA es el quinto y último hábito sin el cual no podrás escribir un libro.

Sigue a los de PENSAR, INVESTIGAR, LA LUNA y EL SOL

(ver entradas anteriores del blog).

No se me ocurre mejor manera de hablar de él que con la sencilla fábula LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO.

Como ocurre con los mensajes más trascendentes, es difícil saber cuál es el origen de esta historia.

Se le atribuye a Esopo.

Pero existen versiones de un puñado de autores más.

Yo creo que fue, al principio, una historia oral y, a través del tiempo, algún escritor la convirtió en fábula.

Esto relata:

Un granjero y su esposa se encontraron con que una gallina ponía huevos de oro. Al principio, se sintieron satisfechos con que, de vez en cuando, les regalara estos óvalos dorados. Pero, un día, quisieron obtenerlos más rápidamente. Mataron a la gallina para sacar el oro de sus entrañas. Pero no encontraron nada ahí.

¿Qué nos enseña?

Habría valido más cuidar a la gallina, que era lo que producía los huevos, ¿cierto?

Nuestro foco de atención debería cambiar.

No son las ganancias lo importante, sino aquello que es su fuente.

En el caso de la literatura, no debe ser nuestro objetivo publicar libros, obtener premios y el aplauso de los otros.

Todo esto es consecuencia de esforzados y ambiciosos ejercicios de creación.

Es consecuencia de PENSAR, INVESTIGAR, LA LUNA y EL SOL.

El fin de la literatura es la misma literatura.

Y, seguramente, ella nos dará sus huevos de oro si no la matamos.

SALUDOS

 

Imágen de Marianne Sopala

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s