Felices fiestas de fin de año (imaginemos un 2017 luminoso)

Eran los peores tiempos, digo citando la muy conocida obra de Charles Dickens.

Una de las ciudades más amables del mundo acaba de ser manchada de sangre por un terrorista conductor y su camión de veinticinco toneladas.Y el embajador ruso en Turquía fue asesinado por quien debía protegerlo, un miembro de la policía. Para colmo, el primer presidente norteamericano abiertamente anti-humanista pronto se instalará en la Casa Blanca.

Pareciera que el mal está triunfando, como lo ha parecido siempre, pero ahora con una muy débil oposición.

Esto trae repercusiones en cada persona, así que no se puede pensar que algún individuo pueda aislarse. El miedo al extranjero comienza a extenderse no solo en Alemania, o Europa, sino en todo el mundo.

Hace poco, Arturo Pérez-Reverte dijo que la historia era circular y que el mal que ahora se manifiesta no es nuevo, sino una repetición del que ya había campeado en otras épocas. También dijo que la manera de superarlo era la memoria, la cultura. Cada persona debería preguntarse: ¿tengo memoria de la historia del mundo: reflexiono sobre quién soy, leo reposadamente buena literatura? Aunque no sea evidente, este, como a Pérez-Reverte, me parece el único camino.

Porque también son los mejores tiempos. Por las mismas razones. La herramientas que permiten extender el terrorismo, por ejemplo, impulsan el conectarnos profundamente como seres humanos. Podemos ser mejores porque existe una innegable necesidad de serlo; ya no es una elección, sino una urgencia. Y estamos todos tan cerca que podemos convivir más, tomar conciencia de las identidades, crear empatías frente a las diferencias.

Son los tiempos del fin, del fin de algo, y del principio de algo diferente. Ni más, ni menos.

Felices Navidad y despedida del 2016.

 

Anuncios

One response to “Felices fiestas de fin de año (imaginemos un 2017 luminoso)

  1. Antonio Barrios dice:

    Referido al artículo presentado, coincido completamente con el comentario. Es cierto que cada día surgen nuevos temores, incluso reina entre personas que deberían ser ecuánimes referente al tema. También estoy seguro que es responsabilidad de todos, no el atemorizarse, sino el combatir los temores, y al mismo tiempo detener el terrorismo, el cual se nutre de los temores de la gente. Cuando deban enfrentar a personas que no les temen, y que están dispuestos a combatirlos, entonces es cuando se debilitan, y poco a poco tenderán a desaparecer. Si estás atemorizado en la oscuridad, enciende un fósforo, como no es gran cosa, enciende otro, que cuando tengas encendido una docena, entonces estás venciendo la oscuridad, porque supiste dominar el temor que te provoca esa oscuridad. Terminas por dominarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s