Jean Marie Le Clézio y las profundidades de Panamá.

Más o menos en el año 2006, como parte de un proyecto de responsabilidad social, Yolanda Ríos de Moreno y mi persona escribimos ficciones y leyendas inspiradas en los emberá. Para eso, convivimos por varias semanas con una familia de esa etnia…

Los indígenas son el ala que occidente necesita para alzar vuelo. Para los emberá, la tierra es de todos y de nadie: la tierra no tiene dueño. Y los sueños son tenidos como la mismísima realidad; si alguno ve dormido que algo ocurrirá al despertar, pasa el día temeroso, cauto ante la profecía. Esto, que podría (pre)juzgarse como propio de comunidades atrasadas, es puro autoconocimiento; es lo que prescriben las escuelas de Freud y las de Carl Jung.

jean-Marie Le Clézio dedicó el Premio Nobel a una mujer emberá, mujer que seguramente se debate a diario entre morir de hambre o apenas sobrevivir – el 85% de la población indígena de mi país es pobre. Le Clézio agradeció a las historias de esa mujer la notable condecoración.

El fin de semana pasado, viajamos a Santa Fe, provincia de Veraguas. Un alumno me dijo que Alto Piedra era ideal para acampar y gracias a google me hice de la información necesaria para llegar ahí. También gugleé para conseguir los teléfonos del Hotel Santa Fe, alojamiento que no nos defraudó. Después de una llamada, Leslie Marín, quien con su socio Greg dirige el sitio, me hizo una reservación y me dio buen precio. Alistamos las maletas y nos preparamos para alejarnos del bullicio citadino.

Pero más que alejarnos de la ciudad, nos hundimos en nosotros mismos: el verdor es la esencia de lo que somos. Bajo el concreto o los modos urbanos, la tierra late.

Después de cinco horas, llegamos Santa Fe. Había neblina y música clásica – Leslie, a quien reconocí de alguna tertulia y supe amigo de un amigo, Daniel Rizotti, acababa de comprar una colección de Chopin. Nos entretuvimos viendo las ondas de la cordillera y armando la tienda de campaña, actividad que fue más divertida de lo que preví. Cumplida la misión nos tomamos unas cervezas, reímos y mi hija jugó con una niña española de su edad. Le obsequié a Leslie varios libros; entre ellos, El niño que tocó la Luna, narraciones nacidas de mi convivencia con los emberás.

Sedado por la camaradería y las visiones campestres, me sentí otra vez entre los emebrás. Y es que aunque en Veraguas más bien se encuentran indígenas ngöbe-buglé, había algo en el transcurrir del tiempo, en la percepción de la realidad, que igualaba este convivio al otro.

Al día siguiente conocimos a Chon, quien con María, su esposa, es dueño de una granja totalmente orgánica. Nos enlodamos, vimos cabras, comimos viandas salidas de la tierra más pura, admiramos una variada colección de orquídeas. En cierto momento, Chon nos contó la historia de cómo nació su cooperativa – organización que agrupa a un número considerable de campesinos-, y habló sobre el padre Héctor Gallego y de su cruzada por los derechos de los más pobres. Para él, un día los ricos simplemente se lo llevaron y nunca apareció. Fin de la historia.

Hacia la tarde, estreché las manos de la pareja canadiense que había sido parte del grupo, del trío español, y Leti, Luna y yo tomamos el camino de regreso. Los canadienses estaban en el país explorando la posibilidad de fundar un campamento de intercambios infantiles. Hasta el momento, les parecía que Panamá tenía la mejor infraestructura para su proyecto. Chon nos hizo el favor de llevar a Luna en caballo hasta el automóvil. Minutos después de llegar, lo vimos partir a galope tendido.

Llegamos a la capital como quien emerge del agua o ha cruzado una parte del mundo. No sabíamos que un lugar cercano, podía alejarnos tanto de nuestra cotidianeidad. O quizás solo cerramos los ojos y nos miramos dentro.

La foto de Le Clézio se extrajo de http://www.sigloxxi.com/noticias/23933 y la foto de Santa Fe fue tomada por Luna Wynter Zuno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s