Haruki Murakami te sigue como un fantasma…

Haruki Murakami era una sombra hasta noviembre del 2011, pero solo para mi, porque muchos, muchísimos, conocen su obra a profundidad desde hace años.

La sombra sugería un sabio guerrero, unvisaje reflexivo y en calma (sus fotos, la crítica literaria de sus libros, lo que en el imaginario colectivo significa Oriente, Japón).

Murakami dejó de ser sombra con la primera lectura de After Dark. Entonces comenzó a ser sueño, imágenes supraterrenas.

Para mí, After Dark es una novela que se acerca mucho a la perfección. La estructura, a la más absoluta originalidad. Un rarísimo narrador en cuarta persona, omnisciente, describe la noche japonesa y relata los encuentros de un puñado de personas. Al fondo, una chica hermosa aparece dentro de una televisión desconectada.

Y cuando Murakami dejó de ser sombra, en cuanto comenzó a ser sueño, necesité de sus duermevelas. El siguiente libro que adquirí fue Sputnik Mi Amor. Tres personas orbitan sus alrededores. Están enamoradas y tarde o temprano quisieran ser correspondidos. Pero no lo hacen en este mundo. Una chica se pierde quizás en un universo alterno, habitación de la parte oculta de una mujer, esa que tal vez sí la ame.

Haruki está en innumerables rincones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s