Adiós Día D del Panamá América. Adiós.

Comencé a escribir para el suplemente DIA D del Panamá América a principios del 2010 y dejé de hacerlo el 25 de marzo de este año.

¿Qué pasó? Esta es una explicación de la que me ocuparé en las siguientes líneas.

Verán, cuando yo comencé a escribir para el suplemento, estaba ante el difícil trance de dar vida a FUGA editorial. Convine, por eso, en presentar glosas, a modo de pequeños consejos sobre creación literaria, que se publicarían con el logo del emprendimiento. Fue lo mejor que pude conseguir; después de todo, no es ningún secreto que los periódicos en Panamá no  tienden a pagar escritos ocasionales, como si el arte de la palabra escrita nos hiciera monjes tibetanos que pueden permitirse no comer o sustraerse por completo de lo que es la existencia común y corriente y sus gastos.

Además, el buen amigo Eduardo Soto, quien en ese momento fungía como subdirector del diario y que es también un solvente narrador, me hizo notar que estábamos defendiendo el último bastión de la cultura panameña (DIA D es, aunque suene increíble, el único espacio más o menos literario que resta en la cotidianeidad del país).

En algún momento del 2011 la directiva del periódico cambió, producto de la venta de la empresa, y se eliminaron las fotos de los escritores y el logo de FUGA. Para entonces, yo estaba bastante convencido de que “hacía patria” escribiendo gratis para el suplemento. Y tenía pruebas de que los lectores gravitaban alrededor de mis artículos (hice grandes amistades en la calle, cuando alguno se animaba a compartir su opinión sobre uno u otro de mis trabajos), que ya habían dejado de ser glosas y respondían a la petición de las 400 palabras . En definitiva, el flautista me había encantado.

Pero un día, por estos primeros del año, me di cuenta de que, créanlo o no y aquí mi relato llega a su clímax, NO TODOS LOS COLUMNISTAS DE DÍA D COMPARTÍAN MI SUERTE: A ALGUNOS SÍ SE LES PAGA. Les dejo de tarea averiguar quiénes son.

¿Qué tal? Y como yo tengo la dignidad vapuleada, pero no muerta, pues se lo hice notar al editor del suplemento quien, obviamente, no era que pudiera cambiar la situación sin el beneplácito de sus empleadores, y opté por dejar de publicar en Día D. Después de todo, el tiempo no me sobra y bien puedo dedicar esas horas de trabajo gratuito a alimentar este blog o los números por venir de EL GUAYACÁN – una revista que sí vale la pena, no como SOHO Panamá que se ha convertido en una rosca de malos escritores – o a mi obra de creación.

El panameño común – y confío en que no todos lo somos: en que la mayoría no  somos panameños comunes  – me dirá que no manejé las cosas como debí, que el asunto era relacionarme con alguien más grande, quien pudiera negociar el pago de mis artículos. Pero, gente, ¿es que todo va a depender de las relaciones? ¿Los méritos del trabajo y el talento deben depender de las relaciones? Si así es, el día en que nuestro presidente se empeñe en ser el primer bailarín del ballet nacional, lo logrará sin duda, así sea el peor danzante de la Historia, y todos aplaudiremos como idiotas sus torpes marometas.

Un país debe ser guiado por su consciencia, como decía Rubén Blades, y no por las componendas y los intereses personales. Por lo menos, en el mundo ideal, como le digo a mis alumnos, que es el mundo que debemos aspirar a tener.

Me voy, pues, con mi dignidad a otra parte. Como se advierte arriba, tendré más tiempo para colgar escritos en este blog. Nos vemos, nos leemos.

Anuncios

2 thoughts on “Adiós Día D del Panamá América. Adiós.

  1. Dayra Miranda Olmedo says:

    Estamos totalmente de acuerdo, Carlos. La dignidad no tiene precio, aunque en este tiempo no muchas personas lo comprendan; acostumbrados a dominar o a ser sometidos. El dinero sólo tiene el valor que queramos darle.

  2. Sonia Ehlers S. Prestán says:

    Buen ejemplo, Carlos. La dignidad parecía perdida en Panamá. Últimamente ha habido señales de que hay y mucha, todavía hay esperanzas para este pueblo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s